3 errores que evitar cuando lees en inglés

Leer es fundamental para mejorar tu conocimiento de la gramática y el vocabulario del inglés–tanto que es una de las 6 claves fundamentales que trato en mi libro.

Pero de lo que veo y lo que me cuentan mis estudiantes, mucha gente no lee porque cometen uno de estos errores y deciden que no vale la pena.

Evita estos errores y pasa tu verano (o tu invierno si te encuentras entre mis muchos lectores del hemisferio sur) leyendo y adquiriendo el vocabulario de forma natural.

Los 3 Errores

1. Leer algo que te aburre

El primer paso, siempre, es buscar algo que te guste. La vida es corta como para pasar tu tiempo en cosas que no te interesan realmente. Con todas las cosas en internet, seguramente puedes encontrar algo que va con tus intereses.

La verdad es que la gramática es igual, indiferente de lo que estás leyendo. Y más del 90% del vocabulario también–aparte de algo especializado al tema. Así que lee algo que te guste hoy, y te ayudará a leer cualquier otra cosa más adelante.

2. Pararse en cada frase para buscar algo en el diccionario

Muchos se obsesionan con buscar cada palabra en el diccionario, y tardan una hora en leer cada página como resultado. Mala idea. No hace falta entender todas las palabras para sacar la idea general, así que mi recomendación es seguir adelante.

Si una palabra se repite mucho, o si llega a ser la clave para entender lo que está pasando, entonces la puedes buscar. Pero no pierdas todo el tiempo con el diccionario en una mano y el libro en la otra. Acabarás desanimado.

3. Leer algo demasiado difícil

Es un poco complicado buscarse algo para leer que es adecuado para tu nivel–especialmente si tu nivel no es muy alto. Pero con algo tenemos que empezar, y hay recursos también para principiantes.

Una opción son las lecturas graduadas, que son libros adaptados para estudiantes del inglés. Se venden por niveles, así que, si no puedes con un intermedio, bajas al Básico o el Pre-Intermedio.

Otra opción es leer algo para un público más joven. Una amiga mía ha sacado el CAE de esta forma–se leyó unos 20 libros para jóvenes a lo largo de un año y aprendió un montón.

Las novelas para niños o adolescentes suelen usar un vocabulario amplio, pero con un argumento fácil de seguir. Los libros de Roald Dahl, por ejemplo, son sencillos y entretenidos… Mucho mejor que luchar con Guerra y Paz durante meses, solo para abandonarlo a mitad del primer capítulo.

Para más, lee Mi revolucionario método para aprender el vocabulario.

Hasta pronto!

Daniel.

P.D. Mis libros también te pueden servir–ya han ayudado a miles de hispanohablantes a subir de nivel. Echa un vistazo a mi tienda online: gumroad.com/danielwelsch

Click Here to Leave a Comment Below 0 comments