Escucha mejor, pronuncia mejor

Cuando somos bebés, tenemos capacidad de escuchar y reproducir todos los sonidos humanos.

Los niños hacen muchos sonidos extraños durante los primeros meses de vida, probando el aparato vocal para sacar distintas combinaciones y así imitar los sonidos que hacen la gente de su alrededor.

Así, un bebé empieza con sonidos simples: Ba-ba-ba, ta-ta-ta, y luego los hace más complejos hasta poder diferenciar entre todos los sonidos de la lengua de su entorno.

Después, tristemente, nos olvidamos de hacer todos los demás sonidos posibles, quedándose, en nuestro caso, con las consonantes y vocales del castellano.

Unos años más tarde, empiezan a aprender el inglés, probablemente con un profesor que no pronuncia bien. Y cuando llegan al nivel de tener un profesor nativo, se sorprenden de lo distinto que suena el inglés con pronunciación correcta.

Como están acostumbrados a oír y hacer los sonidos del castellano, es más difícil que hacen los sonidos propios del inglés, que es un idioma un poco más complicado en su fonética.

Así surgen las dudas sobre palabras como “leave” y “live.” La primera tiene una i un poco más larga que la española, y la segunda la tiene un poco más corta. Si en tu idioma no se diferencia entre estos dos sonidos, es posible que ni oyes que hay diferencia, lo cual dificulta aún más su pronunciación.

Pasa igual con “see” /si:/ and “she” /ʃi:/, siendo la /ʃ/ un sonido distinto que la /s/ o con “place” /pleɪs/ y “plays” /pleiz/ porque el sonido de /z/ vibra (se vocaliza, como dicen los lingüistas) y la /s/ no.

En total, un inglés estándar, aceptable para uso en el ámbito internacional, tiene alrededor de 15 sonidos que no existen en el castellano estándar. Si un estudiante pronuncia el inglés usando los sonidos propios del castellano, y ninguno más, suena, en el mejor de los casos, como un bandido mexicano de una película del Lejano Oeste.

Así, para pronunciar bien el inglés, hace falta abrir el oído para nuevos sonidos, y practicar a pronunciarlos. Lo cual será tema para otro día…

Para más, echa un vistazo a 10 palabras que pronuncias mal.

¿Quieres aprender mucho más inglés?

Si aprender quieres mucho más, tengo un mini-curso de pronunciación.

Contiene 4 temas esenciales para mejorar la pronunciación en inglés: en el mini-curso aprenderás lo más importante para pronunciar bien (y entender mejor el inglés hablado).

Primero, descubrirás el alfabeto fonético internacional, que te ayudará a diferenciar los muchos sonidos del ingles.

Luego, los homófonos más importantes – un tema que no enseñan muchos.

Después, tenemos los pares mínimos, que te ayudan a diferenciar consonantes y vocales (i larga e i corta, s y sh, y mucho más).

Y por último, las letras mudas – letras que escribimos en palabras comunes, pero que no suenan.

Está aquí con un descuento para lectores del blog: gum.co/pronunciacion

¡Buen aprendizaje!

Daniel.

P.D. Para más información sobre el mini-curso, mira el video aquí. Son un par de minutos y explica lo que contiene el curso… una vez que te apuntes, tendrás acceso a las 3 horas de videos premium.

Click Here to Leave a Comment Below